¿Adivine qué es esto? Uritrottoir, aunque no lo parezca, es un urinario que triunfa en París – FUERA DE SERIE EXPANSION

¿Una jardinera? ¿Una papelera? No. Se llama Uritrottoir y es lo último en mobiliario urbano en París: un miniurinario público, portátil y ecológico.

Allá donde se junte una multitud al aire libre (un festival de música, unas fiestas patronales o cualquier otro evento con gran afluencia de público), surgirán molestias asociadas con los orines. Y esto ocurre en todos los países del mundo. Desde Francia llega Uritrottoir, un miniurinario portátil que se puede instalar fácilmente en los lugares menos sospechados.

Su diseño, lejos de la clásica cabina-urinario, es atractivo y fácil de integrar en el paisaje, pero además optimiza su mantenimiento y vaciado. Los Uritrottoir están formados por dos compartimentos superpuestos e interconectados, el cajón de arriba con unas decorativas macetas y el inferior con un lecho de material seco, tipo serrín, que almacena la orina sin provocar malos olores y que, posteriormente, podrá ser transportado a una planta de reciclaje y reconvertido en abono.

Su diseño, lejos de la clásica cabina-urinario, es atractivo y fácil de integrar en el paisaje, pero además optimiza su mantenimiento y vaciado. Los Uritrottoir están formados por dos compartimentos superpuestos e interconectados, el cajón de arriba con unas decorativas macetas y el inferior con un lecho de material seco, tipo serrín, que almacena la orina sin provocar malos olores y que, posteriormente, podrá ser transportado a una planta de reciclaje y reconvertido en abono.
Los Uritrottoir, una solución inodora inteligente, económica y respetuosa con el medio ambiente, ya han comenzado a instalarse en distintos puntos de Nantes y París, por ejemplo en la rue Bercy. También la compañía de trenes SNCF ha apostado por esta solución para atajar tan incívico problema en su estación París-Lyon.

Están fabricados por Faltazi, empresa radicada en Nantes y especializada en mobiliario urbano de diseño que también propone otros urinarios públicos ecológicos como Uritonnoir y pequeñas plantas de elaboración sostenible de compost para particulares o comunidades de vecinos, su línea Ekovore.

¿El único problema? De momento, Uritrottoir solo está dirigido a los hombres. Desde la compañía, reconocen que adaptar su diseño a la forma de orinar de las mujeres resulta bastante complejo. Y que, además, parece que el porcentaje de mujeres con la fea costumbre de orinar en la vía pública es mucho menor.

LOLI SANTAMARÍA

Posted on 13 février 2017 in Espagne, Presse

Share the Story

Back to Top